Blog

Cefaleas y dieta

Las cefaleas (dolores de cabeza) son uno de los trastornos más comunes del sistema nervioso. Son trastornos primarios dolorosos e incapacitantes como la jaqueca o migraña, la cefalea tensional y la cefalea en brotes. También puede ser causada por muchos otros trastornos, por ejemplo, el consumo excesivo de analgésicos.


Se calcula que la prevalencia mundial de la cefalea (al menos una vez en el último año) en los adultos es de un 47%.

Las cefaleas además de una carga personal (intenso sufrimiento, menoscabo de la calidad de vida), cuando son frecuentes y debido al temor constante por el siguiente episodio, dañan la vida familiar, las relaciones sociales y el trabajo e incluso pueden predisponer a estas personas a padecer depresión.

Al mismo tiempo, los dolores de cabeza son el síntoma de numerosas enfermedades, pero también pueden estar provocados por multitud de causas diferentes.

Una de ellas, la que se asocia con los dolores más intensos y crónicos como las migrañas, es el consumo de algunos alimentos habitualmente presentes en todo tipo de dietas: desde el plátano y el queso azul, hasta el salami o las nueces, según ha concluido un equipo de investigadores del Northwestern Memorial Hospital (Chicago) y del Saint Marys Hospital (Minnesota). El estudio apunta a la tiramina, una sustancia química de origen natural presente en ciertos alimentos, como la causante de los dolores de cabeza.

Los alimentos con mayores cantidades de tiramina son los fermentados, como puede ser el queso, los frutos secos (principalmente las nueces), el hígado de pollo y el pescado azul. Esta sustancia se forma a partir de la descomposición de un aminoácido, por lo que también está presente en productos caducados y en conservas. Bebidas alcohólicas como la cerveza, el vino tinto y el vermú también la contienen.

El Libro Blanco de la Neurología Clínica publicado el pasado año ya establecía un claro vínculo entre la comida y el dolor de cabeza. Concretamente, esta relación se da en un 30% de las personas que sufren cefalea tensional. Un porcentaje que se eleva hasta el 50% en las personas con migrañas. El estrés y el insomnio son otros de los factores causantes de las cefaleas, que sufre un 40% de la población con relativa frecuencia, mientras que entre un 10 y 15% de la población sufre migrañas, con más incidencia en las mujeres que en los hombres.

A la luz de las investigaciones sobre los efectos de la tiramina, la National Headache Foundation ha recomendado limitar la ingesta de esta sustancia, en caso de que se sufran dolores de cabeza y adoptar una dieta libre de tiramina para superar las migrañas, aunque reconoce que no tiene los mismos efectos en todo el mundo ya que la cefalea se origina por la combinación de varios factores.

Los nitritos son otras de las sustancias presentes en algunos alimentos que pueden causar cefalea. Éstos están presentes en productos derivados de la soja, en la cafeína y el alcohol, aunque en cantidades pequeñas. Por otra parte, el glutamato, un potenciador de sabor que se suele utilizar en restauración, puede producir dolor de cabeza en algún momento de las 48 horas posteriores a su consumo. Finalmente la histamina presente en algunos pescados como la caballa, las sardinas o los boquerones, sobre todo cuando no están en un correcto estado de conservación.

La conclusión a la que se llego a través de un estudio publicado en 2010 por el neurólogo y presidente de la American Migraine Foundation, David Dodick, es que la dieta alimenticia no es la causa principal de las migrañas, aunque sí puede reducirlas o agravarlas y por tanto la tendencia actual en pacientes aquejados de estas dolencias es retirar de su dieta los alimentos que contengan las sustancias anteriormente indicadas, sobre todo los referentes a su contenido en tiramina.

Recuperate de los excesos navideños

Mientras le damos el último bocado al roscón de reyes empiezan los remordimientos y las ganas de poner punto final a los excesos de la navidad.

 

 

Lo primero que debes tener en cuenta es que no debes generarte demasiada presión pues lo que hiciste no lo puedes volver atrás, así que vuelve a tus rutinas y haz los cambios de forma gradual.

En cuanto a la dieta no hay de dejar de comer ningún alimento sino disminuir moderadamente el aporte energético de tu ingesta y que en ella predominen alimentos con poder saciante y depurativo. (Pomelo, naranja, kiwi, piña, cebolla, plátano, patata, tomate, alcachofa, apio, puerro y té verde)

Respecto al deporte, ideal es que inicies un deporte aeróbico con cambios de ritmo, como ir a caminar 20 minutos incorporando 5 minutos corriendo y cada tres días ir aumentando el tiempo de cada trabajo pues con ello conseguirás perder rápidamente y mejorar el estado de ánimo.

Otro aspecto importante es una correcta suplementación con micronutrientes que ayuden a eliminar la retención de líquidos o a quemar más grasa con la actividad física de acuerdo a las necesidades personales.

Tanto la dieta como la suplementación, deben ser supervisados por un profesional cualificado, que tenga en cuenta nuestras necesidades energéticas así como nuestro estado de salud previo, toma de fármacos, enfermedades, pues de ese modo la dieta será más ajustada, los resultados más eficaces y se evitan carencias.

En muchas ocasiones tras estos días las personas realizan las llamadas dietas milagro, dietas que se ponen de moda, pero no están individualizadas, lo cual es el primer error; el segundo error es que pueden ser carenciales en algún alimento o vitamina y el tercero y más importante es que no nos llevan a una reeducación alimentaria y muy probablemente los kilos que perdamos los volvemos a recuperar pronto ya que no hemos adquirido ningún cambio en nuestros hábitos.

Dicho esto, venga no pierdas ni un segundo y empieza ya a aplicar estas reglas básicas:
1- Hacer 5 comidas al día.
Esto permite tener más energía, ayuda a controlar la ansiedad que nos suele dar antes de la cena y mantiene el estómago siempre trabajando y, por lo tanto, haciendo gasto continuo de energía.
2-Utilizar productos integrales. Lo cierto es que no aportan menos calorías, pero la diferencia es que la fibra que incluyen tiene un efecto más saciante porque ocupa más espacio en el estómago y te ayuda a comer menos.
3-Hacer platos con preparaciones fáciles. Otra de las claves para que la dieta funcione es que no te quite mucho tiempo y que sean rápidas y fáciles de preparar.
4-Bebidas. Preferentemente agua mineral, debes tomar dos litros de agua en forma diaria. Evita las gaseosas o sodas por el gas que contiene.
6-Realiza actividad física.
8-Cambia el método de cocción. Mejor cocinar al vapor, en papillote, al horno o la parrilla, para conservar nutrientes y ahorrar calorías vacías.

 

DIETAS DEPURATIVAS: OBJETIVO Y PRECAUCIONES

Las dietas depurativas tienen como objetivo limpiar el organismo de toxinas. Esto es posible gracias a que, debido a la ausencia de grasas y proteínas y a su contenido en fibra y potasio, ayudan al hígado y al riñón a hacer su función y eliminar lo que les sobra. Además a través de los líquidos que se ingieren durante las mismas se favorece la eliminación de residuos a través de la orina.

Leer más...

LAS COMIDAS NAVIDEÑAS PUEDEN SER SALUDABLES: Dietas a tu medida te proporciona consejos para disfrutar y mantener tu peso

Esta pregunta ronda por la cabeza de mucha gente que quiere cuidar su línea pero no resiste las tentaciones navideñas. Lo que mucha gente no sabe es que podemos disfrutar de la mayoría de los menús tradicionales de estas fiestas sin coger ni un sólo kilo de más.

 

Leer más...

REDUCE LA INGESTA DE CALORÍAS EN NAVIDAD CON EL USO DE BLOQUEADORES DE GRASAS E HIDRATOS DE CARBONO

El uso de suplementos que bloquean los carbohidratos y grasas ha proliferado los últimos 20 años debido a el deseo continuo de encontrar alguna ayuda que proporcione los mejores resultados con el menor trabajo. Esto es porque algunos pacientes no son capaces de llevar a cabo dietas que limitan la cantidad de grasas o hidratos de carbono por lo que este tipo de productos puede ser realmente útil para ellos pues llevando una dieta aunque no de modo tan estricto y bloqueando la absorción de parte de hidratos o grasas que añaden de más pueden obtener buenos resultados

Leer más...