LAS COMIDAS NAVIDEÑAS PUEDEN SER SALUDABLES: Dietas a tu medida te proporciona consejos para disfrutar y mantener tu peso

Esta pregunta ronda por la cabeza de mucha gente que quiere cuidar su línea pero no resiste las tentaciones navideñas. Lo que mucha gente no sabe es que podemos disfrutar de la mayoría de los menús tradicionales de estas fiestas sin coger ni un sólo kilo de más.

 

 

Son sólo unos cambios los que debemos hacer tanto en nuestra actitud frente a la comida como en la variedad de platos de nuestra mesa. La regla de oro es ser moderado en la cantidad, es decir, probar lo que se nos ofrece en pequeñas cantidades reduciendo los acompañamientos más calóricos como el pan, la patata, los embutidos, los quesos, los patés y las salsas y sustituyéndolos por guarniciones a base de verduras preparadas de diferentes maneras ya sean frescas en ensaladas, asadas, al vapor o hervidas y condimentadas con aderezos bajos en grasas como vinagretas. La ventaja de este grupo de alimentos es que sacia más fácilmente debido a la fibra que poseen, pero a la vez es bajo en calorías por lo que con este gesto podemos conseguir disfrutar de un plato suculento sin superar las calorías máximas.

También es importante no caer en el error de evitar comer durante el día por el hecho de tener una celebración, pues este hecho lo único que puede ocasionar es una ingesta desmedida que provocar un efecto de rebote en la asimilación  de la energía por parte del organismo que tiende a guardar el exceso de calorías en forma de grasa con mayor énfasis y en consecuencia provoca mayores incrementos de peso. Lo más interesante en estos casos, es mantener una ingesta normalizada, es decir, incluir las cinco tomas e incluso una hora antes de ese evento tomar una pieza de fruta y dos vasos de agua para empezar la comida con una gran sensación de saciedad. De este modo se tiende a comer más despacio y en menor cantidad por lo que no tendrá la misma repercusión.

Con respecto a las bebidas alcohólicas es conveniente no abusar de ellas. Su aporte calórico es alto y agrega calorías vacías a nuestra dieta sin ningún aporte nutricional. Cuando las consumas opta por alternarlas con agua y en caso de tomar algún combinado acompáñalo con bebidas sin calorías pues con este gesto reducirás a la mitad su aporte de calorías.

En cuanto a los postres una buena elección sería endulzar el paladar con un plato de frutas cortadas en láminas, brochetas o ensalada de frutas. Y para aquellos que les gustan los helados los sorbetes son una alternativa deliciosa con pocas calorías. En cuanto a los típicos dulces navideños, resérvalos para los días más importantes y preferentemente entre horas, y sírvete en un plato para controlar la cantidad que vas a ingerir.

Dado que las comidas en estos días suelen alargarse y la sensación de hinchazón es desagradable puede ser útil tomar infusiones digestivas y dar un buen paseo ésto te ayudará a digerir la comida y a compensar el exceso de calorías consumidas.

Pero mentalízate y piensa en lo que va a costarte perder el peso ganado. Esta última recomendación es quizá la más importante. No eches a perder en unos días el esfuerzo de un par de meses. Perderlos después probablemente supondrá un esfuerzo mucho mayor que la satisfacción que supuso el exceso cometido.

Desde dietas a tu medida te proponemos varias opciones de menú navideños apetitosos que harán que disfrutes de comer en familia de forma más saludable;

-Primer plato: (elegir dos opciones)

Cóctel de gambas (lechuga, tomate, gambas cocidas peladas, piña, palitos de mar y salsa rosa ligera).

Marisco a la plancha.

Ensalada variada con trocitos de jamón ibérico, nueces, tomatitos cherry y crema de vinagre balsámico.

Pastel de salmón (pan bimbo, salmón, gambas peladas, palitos de mar, huevo duro y mahonesa ligera)

Canelones de jamón ibérico con verduritas.

Brocheta de queso de Burgos, tomatitos cherry y anchoas del cantábrico.

Pudin de pescado (merluza, rape (cocidos) y atún en conserva desmenuzados y mezclados con una rebanada de pan de molde y huevo batido. Dejar cocinar al horno.

-Segundo plato: (elegir una opción)

Pavo al horno con relleno de manzana y ciruelas.

Cordero al horno con patata, cebolla y salsa de puerros o setas.

Rape con langostinos.

Lomo de atún sobre mermelada de tomate.

Marisco a la plancha con verduras a la parrilla.

Cocido navideño.

Canelones caseros.

-Postre: (elegir una opción)

Brocheta de frutas variadas.

Sorbete de limón y cava.

Pera o melocotón al vino tinto.

Yogurt griego con frutas tropicales (fresas, grosellas, arándanos y frutos secos)

-Y para terminar un trocito de turrón

¡¡¡Muy feliz navidad y próspero año nuevo!!!