Importancia de la dieta y el ejercicio en la pérdida de peso

En muchas ocasiones escucho en la consulta pacientes que creen no bajarán de peso si no hacen deporte o que quieren bajar peso únicamente incrementando la actividad física pero sin restricción dietética y me veo en la obligación de aclarar las dudas que surgen al respecto.

 

 

A la pregunta de si es más eficaz la dieta o el deporte para disminuir el peso, la respuesta es clara. La dieta es la base y la clave para que se produzca un reducción de peso, pues el proceso de lipólisis o perdida de grasa y por tanto de peso, únicamente se activa cuando la ingesta es inferior a las necesidades de cada persona. Con ésto puedo afirmar que, una correcta alimentación tanto cualitativamente como cuantitativamente adaptada a cada persona, es más eficaz que la realización de ejercicio físico para adelgazar. Ya que de no haber control alimenticio deberíamos realizar una cantidad muy elevada de ejercicio para que sólo con éste consiguiésemos bajar el peso

Pero voy a remarcar, que tampoco, debemos prescindir del ejercicio (salvo en casos en los que no hay posibilidad, por lesiones o por desgastes articulares o por contraindicación médica) pues cuando éste lo introducimos en un contexto de dieta nos permite;

  • Ganar salud y calidad de vida, pues permite reducir el desgaste articular, reducir tensión y colesterol, mejorar el sistema cardiovascular, y todo ello contribuye a que el paciente mejore su bienestar.
  • Está relacionado con un mejor descanso nocturno y ésto a su vez mejora estados de estrés y ansiedad propios del estilo de vida actual
  • Libera sustancias denominadas endorfinas que nos dan sensación de bienestar, mejor humor y más enérgicos para afrontar el día a día.
  • Contribuye a mantener la masa muscular activa y en consecuencia ayuda a mantener nuestro metabolismo basal activo (cantidad de calorías que necesita nuestro cuerpo en reposo)
  • Es el mejor complemento de una dieta puesto que la dieta o la restricción moderada de calorías, como ya hemos citado antes, es la que ocasiona la activación de la pérdida de grasa y el ejercicio por tanto favorece que este proceso se haga más rápido y eficaz.
  • Nos ayuda a tonificar la musculatura, todos queremos estar en un peso adecuado, pero la dieta per se no puede ayudar a mejorar nuestra tonificación, por lo que el ejercicio en este sentido es crucial y con él conseguimos mejorar la flacidez

Con todo ello me atrevo, que la dieta constituye los cimientos o pilares de una pérdida de peso y por tanto, el ejercicio y los tratamientos complementarios (fitoterapia o empleo de plantas medicinales con efectos drenantes o quemagrasas o tratamientos estéticos) son las paredes, puertas y ventanas que van a reforzar y actuar coadyuvando a que el proceso dietético sea más eficaz.

Así pues la combinación de dieta y ejercicio son el mejor tándem para bajar peso.